30 julio 2007

El tiempo de respuesta de un TFT: time to rise, time to fall y un pixel roto

Cuando compramos un monitor TFT debemos fijarnos en las características que tiene, y una de las más valoradas es el tiempo de respuesta. Los jugones deben tomarlo como uno de los valores de referencia a seguir en la compra del monitor.

El tiempo de respuesta es el tiempo que tarda un pixel en pasar de activo a inactivo y de volver a pasar a la actividad. Este tiempo de respuesta se mide en milisegundos. Quien haya probado las pantallas LCD DSTN (yo aún tengo un portátil Toshiba con este tipo de pantalla) habrá comprobado que al ver un video la imagen en movimiento deja estelas, y los personajes parecen espectros más que humanos. Esto es porque los tiempos de respuesta son muy altos y el refresco de los píxeles es muy lento, y el frame anterior se "mantiene" en pantalla más de lo que sería deseable.

Los monitores actuales tienen tiempos de respuesta muy buenos, y varían entre los 5 ms y los 16 ms, aunque los más comunes son los de 8 ms. Como hemos dicho el tiempo de respuesta es la suma del tiempo de dos fases:
  • Time to Rise (Tr): Es el tiempo que tarda el pixel en pasar de negro a blanco.
  • Time to Fall (Tf): Es el tiempo que tarda el pixel en pasar de blanco a negro.
Tiempo de Respuesta = Tr + Tf (ms)

Lo más normal es que el Tr sea más rápido que el Tf. ¿Por qué? Las transiciones a colores claros serán más rápidas porque llegar al color blanco se consigue desactivando el pixel. Ponerlo de nuevo en negro se obtendría aplicando los tres colores básicos a la vez y esto es, obviamente, más lento. Por cierto, ¿no conoceis algún caso en que alguien haya comprado un monitor TFT y tuviera un pixel blanco? Efectivamente, ese pixel estaba desactivado, ¡y roto!

2 comentarios:

DraXus dijo...

Todos los días se aprende algo nuevo, gracias :)

Alfonso dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.