27 agosto 2007

El ángel de la guardia de Antonio Puerta

El sábado por la noche Antonio Puerta (el jugador del Sevilla que se desmayó en el Sevilla-Getafe) casi se queda en el sitio. Varias paradas cardiacas acecharon su vida y aún hoy se debate entre la vida y la muerte.

Un desfribilador y los médicos le salvaron la vida. De haber faltado alguno de estos elementos los carroñeros informativos habrían tenido donde picar, hubieran tenido aseguaradas cientos de horas de tertulia estúpida buscando culpables y de repetición contínua de imágenes escabrosas y de mal gusto.

Esta vez todo estaba preparado: los médicos en su sitio, el material en su sitio, la ambulancia en su sitio, todo impecable. ¿Dónde está el aplauso general? ¿Por qué nadie se hace eco de este éxito? Antonio Puerta vive gracias a la excelente preparación de mucha gente, a que los sistemas funcionaron y a que había alguien que se propuso, con tiempo y dedicación, ser ángel de la guardia en la Tierra. No nos confundamos, los del cielo no existen.

Ojalá todo funcionara así de bien y todos nos congratulásemos en voz alta.

1 comentario:

CrackVan dijo...

Hoy ha muerto el chaval, una verdadera lastima con tan solo 22años y toda una vida personal y deportiva por delante...